Estimada Rosana.
Buenas tardes.
Quiero reiterar por enésima vez el pedido o sugerencia de que se realice Asamblea o Reunión Gremial para decidir sobre varios puntos (antes pensaba en forma virtual, ahora ya es posible incluso en forma presencial con apoyo virtual que acerque a los agremiados del interior)
En primer lugar resalto como tú la inesperada pérdida de mi gran amigo Gustavo Pellerey y la actitud de nuestro compañero Gabriel Miranda y de las autoridades que demostraron lo más lindo que pueden tener las personas, que es precisamente su humanidad, y más aún en situaciones tan dolorosas. También pude ver a muchos compañeros en el Velatorio y sepelio de Gustavo, a las autoridades y a la propia Ministra llena de calidez con los deudos.
Pasando a otros temas, yo reitero mi preocupación por el estado de nuestro gremio. A Caferatta lo cansé con preguntas y sugerencias por temas no resueltos como Donación de recursos al fondo Covid, etc, y también a ti misma con nada de éxito.
He felicitado a Daniel y augurado el mayor de los éxitos ante su nueva función en el Ministerio que lo ha llevado a renunciar a la Directiva. Por tanto me encantaría saber como queda ahora constituida la Directiva.
Pero no debemos olvidar que un gremio está mandatado por sus agremiados y ellos son los que marcan la agenda y sus contenidos.
La agenda del gremio la marca el gremio, no la directiva de COFE ni del Pit Cnt, la marcamos nosotros. Por ello insisto en que la priorizaciion de temas, la agenda la debemos crear entre todos y no entre pocos por mejor que sea la intención.
Con respecto a los contratos, entiendo que ellos no pueden ni deben buscar que el gremio asuma su representación porque precisamente son contratados por organizaciones tales como Fundación Ricaldoni y otros que recibieron dinero del MVOTMA y no integran el gremio porque no son funcionarios de plantilla organismo. Sus contratos estipulan por lo gral una fecha de finalizaciony seguramente de acuerdo a las prioridades que se establezcan se revisarán en su momento, se renovarán o cesarán. Más allá de la simpatía y el aprecio que tengamos por mucho de los compañeros contratados no es el gremio quien debe representarlos, no debemos mezclar los tantos.
Para todo ello es necesario reunirse, definir prioridades, definir temas (y más aún los que hablamos con las autoridades) Si las cosas se comunican después que acontecen y no antes, si los agremiados sienten que no pueden aportar, la representatividad cae en descrédito y la frustración crece.
Reitero lo del principio:urge reunirse, hablar y definir, para evitar fricciones, equívocos y para que haya una directiva que tenga apoyo.
Un abrazo y espero que me entiendas.

Ps. A.S María del Luján Jara
Educación Ambiental
Uruguay