Comunicado de Prensa COFE

Ante la insólita decisión hecha pública por la Ministra del MVOTMA Eneida De León y que trascendió en algunos medios de prensa, consistente en otorgar incrementos salariales discrecionales y nominados a algunos funcionarios de la DINAMA – MVOTMA, la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del
Estado, (COFE), rechaza absolutamente tal decisión tanto por la forma como por su contenido.
En enero de 2019, con la medida que en su momento tomó la ministra al no otorgar las licencias anuales reglamentarias a algunos funcionarios, se generó un conflicto que termino en la instalación de un ámbito de negociación en la DINATRA, tal como lo prevé la Ley N° 18.508.

Las medidas tomadas por los trabajadores en su momento, fueron calificadas por la jerarca de chantaje, dando una muestra clara de desconocimiento de los derechos democráticos que existen en nuestro país, donde los sindicatos son libres de darse las formas de lucha que entienden necesarias para conseguir sus objetivos.
Insólitamente la ministra hace pública la decisión de otorgar aumentos individuales, “con nombre y apellido” y siguiendo únicamente el criterio de su buen saber y entender.

Esto claramente lo tenemos que repudiar ya que tiene un componente discriminación negativa, sienta un precedente muy peligroso, genera una situación de problema mayor al que presuntamente se pretende solucionar y es claramente oportunista por el marco de circunstancias que rodean la toma de esta decisión.
Como un punto de máxima gravedad surge el criterio que al parecer será el diferenciador para seleccionar a quienes se les concederá el incremento salarial. El mismo, por su apariencia, nos retrotrae a prácticas propias de épocas oscuras para la democracia de nuestro país, donde había funcionarios clase A, B y C.

La ministra De León no tiene prurito en expresar abiertamente que se instalará una especie de “meritocracia”, que llevará a la sobre explotación ya que los trabajadores deberán hacer más trabajo del que les corresponde y propenderá a la lucha individual por obtener los favores de quien aparentemente pretende terminar su mandato con un estilo de conducción cuasi monárquico: “lo voy a decidir yo”, salteándose las normas establecidas para los ascensos y seguramente apelando al amiguismo y al clientelismo para seguir fomentando el divisionismo en el funcionariado.

Es así que indirectamente atenta contra la organización sindical al colocar este elemento discordante y termina ella en una práctica chantajista y poco conveniente Las organizaciones sindicales daremos la respuesta que amerita semejante atropello.