Compañeros:

Llega un nuevo Día Internacional de los Trabajadores y nos comprenden las generales de la ley. Festejemos que disfrutamos nuestro trabajo y que seguimos en la lucha por mejores condiciones de trabajo y por el reconocimiento pleno de nuestros derechos como trabajadores.

A nosotros nos toca tener un patrón muy especial: el Estado. Es cierto que el Estado tiene resueltos muchos derechos por los que aún luchan los trabajadores privados, pero debemos reconocer que también hay muchos derechos cuyo reconocimiento depende de la voluntad de los jerarcas.

Hace casi un año, desde mayo 2017, que las autoridades del MVOTMA no reciben a sus funcionarios para discutir sus necesidades y condiciones de trabajo. El jueves pasado, por tercera vez la Dirección Nacional de Trabajo se vio en la obligación de hacer un acta indicando que las autoridades no comparecieron, solo que ahora habían sido convocados por el Director Nacional de Trabajo. Esta situación que, además del desprecio que expresa por los funcionarios, puso en una situación muy incómoda a la DINATRA, es contradictoria con los mensajes del Poder Ejecutivo que se destacan, por ejemplo, la vocación de negociación y la ronda negociación colectiva. ¿Será que nadie del Poder Ejecutivo se preocupa por saber si sus Ministros están siendo receptivos a las propuestas de negociación?

Los trabajadores públicos pueden ejercer sus derechos si el jerarca así lo dispone. Según la DINATRA, si el MVOTMA fuera una empresa privada, ya habría sido multada por cada incomparecencia. Pero como es público, el Ministro de Trabajo y seguridad Social eventualmente hablará con la Ministra del MVOTMA en una especie de gestión de buenos oficios, para ver si ella se aviene a negociar con sus trabajadores. A la luz de lo que ha actuado la Ministra de León hasta el momento, permítasenos dudar del poder de convicción del Ministro de Trabajo. Poco le sirven a la Ministra los recuerdos de su pasado gremial…

Pero el desconocimiento o el cumplimiento displicente de la normativa no se limita a la negociación con el sindicato. Ante la inviabilidad de otros caminos, hemos solicitado cinco veces información al amparo de la ley de acceso a la información pública y las respuestas ha sido por lo menos descuidada e incompleta, si no falaz.

Tampoco se cumple adecuadamente con el régimen de viáticos, a modo de ejemplo hemos reclamado a las autoridades que en comisiones de menos de 6 horas que incluyan la hora del almuerzo o la cena, se pague el 40% del viático de alimentación como indica la normativa.

Recordemos que aquel 1º de mayo en la plaza Haymarket de Chicago los obreros empezaron protestas por una jornada de trabajo de ocho horas, lo que desembocó en la masacre de trabajadores unos días después. Si bien desde principios del siglo pasado los trabajadores de nuestro país gozan de ese derecho, en el Estado de hoy eso es relativo. Si un funcionario del MVOTMA sale al interior a realizar su trabajo, se espera que trabaje 10, 12 horas o más, sin que las horas extras le sean remuneradas ni compensadas de manera alguna.

Ante este estado de cosas, entendemos que ha llegado el momento de modificar los términos de nuestro vínculo con las autoridades para lo que estamos diseñando una estrategia de movilización.

Pero mañana disfrutemos nuestro merecido descanso, que el miércoles la lucha continúa.

Abrazos para todos.

Comisión Directiva AFUMVOTMA